miércoles, 22 de agosto de 2012

La Princesa Cautiva


En tiempos de la Reconquista en el siglo XIII en la Alta Cuenca del Manzanares se disputaban las tierras en batallas, hasta que el rey Juan I de Castilla tras conquistar estas tierras, dono la comarca a su mayordomo Pedro González de Mendoza, el hijo del mayordomo almirante mayor de Castilla ordeno la construcción de un palacio fortaleza, el castillo de Los Mendoza en Manzanares el Real.

En la torre del castillo la princesa Mari Cruz Campo cautiva desde su infancia, la Diosa Afrodita cuidaba de la princesa, todo este tiempo encerrada en la torre por orden de Mendoza el señor del castillo.
La princesa no conocía el amor y la amistad, había estado mucho tiempo sola con la única compañía de Afrodita y los libros antiguos de su abuelo, donde había leído historias de amor y amistad, sentimientos que desconocía soñaba que algún día un apuesto príncipe la salvaría del malvado Mendoza y le muestre los sentimientos de amor y amistad.

Desde Olimpia el rey Zeus enamorado de Afrodita que cuidaba a la princesa Mari Cruz Campo en la torre del castillo, envía a dos mensajeros Albertopulos y Franciscopulos al castillo de Manzanares el Real a liberar a la princesa y a la diosa. Albertopulos y Franciscopulos buenos amigos habían librado muchas batallas deportivas en tierras hispanas, siempre vencía Franciscopulos más joven y musculado que su amigo, nunca recordaban temperaturas tan altas como el día de la Marathon de Filipides y Tersipo en la alta cuenca del manzanares.
En homenaje a Filipides recorren a pie los 42 Km desde Plaza Castilla al castillo de Manzanares el Real, enfrentándose a la ola de calor y la escasez de agua en el camino, tanto sacrificio merece la pena por liberar de su cautiverio a la princesa Mari Cruz Campo y ver su bonita sonrisa el día de su cumple y a la diosa Afrodita amada de Zeus.

Como siempre Franciscopulos llega el primero a las puertas del castillo, en su mano un pergamino con un mensaje de Zeus para Mendoza, liberar sin entrar en batalla a la princesa y a la diosa, cautivas en la torre del castillo.
Por detrás Albertopulos con los calzones caídos y sin portar su espada Silvestre, mientras esperan la decisión de Mendoza en el bar de al lado sentados con una pinta, piensan entrar al castillo en la visita guiada, su idea aprovechar la visita para trepar a la torre y rescatar a la princesa y a la diosa, esta vez Albertopulos espera ser el primero en trepar por la torre, mientras Franciscopulos utiliza el flash de su cámara para distraer al guía Morales.
Afrodita con la antorcha en la ventana guía a Albertopulos que utiliza su pértiga para saltar hasta la ventana para liberar a las damas antes que Mendoza note su ausencia.

Albertopulos y Franciscopulos escoltan a la diosa y a la princesa hasta una fonda en Colmenar, donde por primera vez la princesa Mari Cruz Campo celebra su cumple en libertad y descubre el valor de la amistad.
Una semana después la princesa realiza su primer vi vac escoltada por Albertopulos y Franciscopulos en Peñalara, la princesa está agradecida por el detalle de Zeus de enviar a dos mensajeros tan jóvenes y guapos para su rescate y por primera vez en su corazón esta el sentimiento de amistad hacía los mensajeros y espera conservar muchos años la amistad con Albertopulos y Franciscopulos los mensajeros de Zeus, quien sabe si en la noche en Peñalara la princesa Mari Cruz Campo sentirá por primera vez amor en su corazón, pero esta historia la contare en mi próximo cuento.